RECUERDOS.

Ayer tuve la brillante idea de ponerme a arreglar los cajones de mi closet y encontré, en el fondo de uno de ellos, un álbum de fotos.
Hacia muchos años que no lo veía (lo que les dará una idea de con cuanta frecuencia limpio mi cuarto), pero lo cierto es que no pude resistirme a ojearlo.
Durante una etapa de su vida mi padre fue un entusiasta fotógrafo aficionado, es por ello que mis hermanos y yo contamos con un interminable acervo fotográfico de nuestra infancia, papá solía tomarnos fotos de manera cotidiana, mientras comíamos, dormíamos o veíamos televisión; y aunque durante ese tiempo me parecía que la cuestión era francamente chocante, ahora se lo agradezco.
Tengo muchas fotos en mi cuna (la mayoría dobladas y algo rotas pues según mi madre un día en un descuido suyo, me dedique a jugar con ellas), en una foto estoy posando con nuestra perra bella (una perrita maltés que mi abuela materna nos regaló y que terminó por odiar a los niños gracias a que mi hermana al conocerla gritó "perrito" y la mordió), bella vivió con nosotros 14 años y en su vejez terminamos por rebautizarla bella de noche pues le chocaba bañarse y nos mordía si intentábamos obligarla.
En otra foto estoy disfrazada tipo rumbera, con zapatos de charol y maracas, he de haber tenido unos ocho años y recuerdo que me la tomaron un día del padre cuando bailé una cosa denominada el "Tico-Tico"; es curioso, no recuerdo la tonada del baile ni uno solo de sus pasos, pero el nombre se ha quedado grabado en mi memoria.
Hay otra foto en la cual mi hermano pequeño y yo estamos sentados frente a una televisión en blanco y en la parte posterior dice: "domingo a las 5 de la mañana".... Mi hermano solía despertarme todos los domingos en la madrugada para que le prendiera la televisión y lo acompañara a ver el programa de Chabelo (era de concursos y además chabelo cantaba), nunca pude hacerle entender que aunque el se levantara temprano, el programa empezaba a las 7 de la mañana, y que el hecho de que prendiera la televisión no significaba que el bendito programa empezaría antes.
Fotos en donde aparezco leyendo mis libros de la banda del 4 1/2 (4 niños y un perrito que resolvían misterios); fotos nadando (o mas bien ahogandome) mientras intento hacer figuras en el agua (mamá sabia algo de ballet acuático y siempre le pedíamos que nos enseñara); fotos soplando las velitas de diversos pasteles de cumpleaños.
Imágenes de mi primera nevada en donde tratábamos de hacer bolas de nieve para aventarnos, cosa realmente imposible ya que fue una nevada raquítica, pero nevada al fin.
Fotos en donde estoy tratando de jugar tenis (nunca pude aprender bien y terminé desertando de este deporte).
Reuniones en casa de mis abuelos, navidades con la familia, vacaciones (mis preferidas son las de Disney con el ratón Miguelito) .... en fin.
La última foto de mi álbum fue tomada el 31 de diciembre de hace 15 años en nuestra casa; en ella estamos papá, mamá, mis hermanos y yo, elegantemente vestidos y posando hacia la cámara.
Papá murió 8 días después.... y ahora recuerdo porqué guardé tan bien ese álbum.
He sacado la foto y ahora la tengo sobre el tocador de mi recámara.
¿Saben?, recordar es maravilloso.

Comentarios

coco dijo…
Recordar es maravilloso, si antes te besa.
Bito dijo…
Sí, desde luego que las fotografías en papel no tienen ni punto de comparación con las de ordenador, éstas últimas son demasiado impersonales, no te da por guardarlas en un cajón, por ojearlas de vez en cuando.

Un saludo,
JC77 dijo…
No me gustan demasiado las fotos, pero reconozco que son uno de los mejores instrumentos para evitar que el olvido acaba por invadirlo todo...
Mescalino dijo…
Yo siempre he mirado las fotos como un arma de doble filo... el contemplar un álbum de fotos antiguas puede alegrarte el día o también puede entristecerte según el momento. Pese a todo, de vez en cuando también me encanta mirar los álbumes.

Salud y fuerza.
Dani dijo…
El pasado, por muy amargo que haya sido, no conviene olvidarlo nunca pues gracias a el quizás ahora seamos como somos.

Me ha encantado el post y quien sabe, quizás uno que me se tome alguna idea prestada :)

Nos vamos viendo.
gaby dijo…
Coco: Un beso para ti también.

Bito: Opino igual que tu.

Jc77: Me gusta ver mis fotos, pero no soy muy afecta a compartirlas.

Mescalino: Si, ver fotos siempre me produce ambos efectos. Siento que van ligados.

Dani: Es indudable que lo que vivimos antes influye en cierta medida en como somos ahora... Toma todas las ideas que quieras. :)

!Gracias a todos por la visita y sus comentarios!.
Eva dijo…
Bito, ya está bien, siempre que voy a poner algo, lo has puesto tú antes :D jejeje! Pos-eso, que como las fotos en papel, no hay nada... las del ordenador, yo al menos, las miro un poco más, pero no me inspiran lo mismo...
gaby dijo…
si Eva, no se siente lo mismo, yo lo comparo a leer una novela en internet... Me falta algo, nunca creí que sostener un libro en las manos le diera tanto sabor a la lectura.

Entradas más populares de este blog

ADIVINANZA DIFICIL.

CARTA A MI HERMANO.

EL GRITO DE INDEPENDENCIA.