"¿QUIEN FUE?"

Esta es la historia que motivó la entrada anterior.
Está basada en un hecho real y complementada con miles de exageraciones.
Espero la disfruten..... Va dedicada a Luis, para que vea que las "señoritas" sí hablan sobre cualquier cosa. ;)


Aún cuando por años lo he negado y para mi es gran motivo de vergüenza, llega el momento en que no queda más remedio que aceptar lo evidente.... provengo de una larga y prolífica familia de pedorros.

Si, has leído bien, la mayoría de mis parientes tienen tendencia a los flatulos creativos, olorosos, sonoros y en ocasiones excesivos.

Empecé a notar esta singular cualidad hace ya algunos años, en reuniones y fiestas familiares; en donde mi abuelo materno era el protagonista principal y, a pesar de que su "DON" era público y muy notorio, por respeto a su edad nadie osaba decirle nada.

Algunos de mis tíos y primos también gozan del arte de "expulsar vientos" de manera imprevista; y mi padre era un docto creyente de este milenario oficio.

Mamá también comparte este don, aunque de manera discreta, y si alguien se atreve a notarlo lo niega enfáticamente.

Mi hermano.... bueno, que puedo decir sobre él; desde pequeño manifestó un dominio absoluto sobre la expulsión, tamaño, duración, olor y sonido de los pedos.... Viajar con el en coche o subirse en su compañía a un elevador es toda una aventura.

El es, sin lugar a dudas, el GURU de los maestros pedorreros.

En cuanto a mi, bueno, aunque por años he creído que mis genes estaban excentos de tan increíble carga genética; el otro día comprobé lo equivocada que estaba.

Escena: Casa de una amiga, 8 personas reunidas, enchiladas de mole para cenar.

Siento que mi estomago tiene vida propia, me muevo inquieta (aunque con disimulo) en mi asiento; se que no podré resistir mucho tiempo más, así que despacio, muy despacio dejo "fluir" un primer pedito a modo de prueba.

No pasa nada, nadie se da cuenta, así que sigo platicando y, armada de valor, permito que una serie silenciosa (!gracias a Dios!) de flatulencias escape de mi ser.

Y, como soy una persona inteligente, de inmediato que termino me tapo la nariz, volteo a ver indignada a mis amigos y pregunto con tono de asco ¿QUIEN FUE EL CERDO QUE SE HECHO UN PEDO?.

Eso nunca falla....... bueno, eso y abrir las ventanas.

Comentarios

Caliani dijo…
Ey!!! Las chicas sois muy crueles, en más de una ocasión alguna amiga ha saltado con esas, vuestra naturaleza es ser malvadas xD Iré avisando a los centinelas para que vayan a por ti mutante pedorreta! xD
gaby dijo…
¡Vamos Caliani!, no me digas que tu nunca has eso eso de hecharle la culpa a otro. ¡¡¡¡Si es un clásico!!!.... Y no soy una mutante pedorreta. ;P
Agustín dijo…
jajaj es cierto eso que dicen que "La mejor defensa es un buen ataque" jaja, la verdad que esa es la estrategia que utilizo cuando me pasa esto jajaja muy bueno!!

saludos!
Luis dijo…
Y...en definitiva...esto demuestra que no sólamente compartimos apellidos!!! (ja, ja, ja..a buen entendedor pocas palabras bastan).

Ah, y muchas gracias por dedicarme un post! (aunque sea un tanto maloliente) :=)
Rbk dijo…
Buenísimo Gaby. Me gusta pasearme por aquí pq siempre me echo unas risas contigo.
gaby dijo…
Agustín: Me alegra saber que compartimos las mismas tácticas de ataque. ;P

Luis: ¡¡¡Primo querido!!!!, ostentar el apellido PRIETO es toda una responsabilidad. ;)

Rbk: Muchas gracias por tus palabras. :)
PilyBoop dijo…
Jajajaja
Esa estrategia nunca falla¡

:D
Yogur pedorro dijo…
Yo cuando se me escapa un pedo siempre digo:

Ups! Se me ha caído...

o

Lo siento, no lo tenía amaestrado, es lo que pasa con los seres salvajes...

Entradas más populares de este blog

ADIVINANZA DIFICIL.

CARTA A MI HERMANO.

EL GRITO DE INDEPENDENCIA.