ESCRITOS DEL PASADO.

En días pasados leia en el blog de Bito una maravillosa entrada en la cual contaba que cuando era niño y terminaba de leer un libro o historia, se quedaba en ocasiones, con ganas de saber más sobre ella, así que escribia lo que sentia debia ser su continuación.
Resulta que comprendo perfectamente ese sentimiento, yo también pensaba (y lo sigo haciendo) de esa manera..... incluso he llegado un poco más allá.
Hace cosa de 10 o 15 años (o tal vez más, realmente no lo recuerdo bien ya que sufro de un transtorno genético, degenerativo e incurable llamado mala memoria), salía un programa en la televisión sobre un pueblo en el cual sus habitantes se transformaban en lobos cuando llegaban a la pubertad y tenian relaciones; trataba sobre todos los problemas que, obviamente, tenian entre ellos (pues unos eran buenos y otros malos) y con los humanos normales a quienes trataban de ocultarles su existencia.
El programa pasaba muy tarde por las noches y mi madre me prohibia verlo..... cosa que hizo me volviera fan irremediable de el.
La razón de contarles esto es que así como Bito continuaba las historias de sus libros, yo aparte lo hacia con mis programas de TV favoritos.
En fin; Damas y Caballeros, sin más preambulos, me permito presentar por primera vez al mundo, la escena que siempre quise ver y que nunca pasaron en "Wolf Lake".
(advertencia: El siguiente relato contiene escenas de sexo explicito creadas por una entonces aburrida adolescente bastante verde en estas lides.... Siga leyendo bajo su propio riesgo).

Tras estacionar su viejo jeep a un lado del camino de entrada al cementerio, Alice Prito bajó del coche y miró con temor a su alrrededor.
El cementerio estaba envuelto por una humeda bruma nocturna y, en apariencia, nadie más que ella se encontraba ahí.
Lentamente caminó entre las tumbas tratando de ubicarse.... después de todo habian pasado 16 años desde la última vez que estuvo en el.
Alcabo de algunos minutos encontró lo que buscaba, la tumba de su padre; y aunque tenue, la luz de la luna le permitió leer la inscripción de la lapida.
DERECK PRITO.
Amante esposo, devoto padre.
Hombre ejemplar.
Guardian de la comunidad.
1946 - 1987
Una solitaria lagrima escapó de sus ojos bajando despacio por una de sus mejillas y ella se apresuró a limpiarla.
- He regresado papá.- Susurró tristemente al tiempo que acariciaba reverente la fría piedra de la lapida.- El día de tu entierro juré que me mantendria apartada de Wolf Lake y que lucharia en contra de mi propia naturaleza.- Sonrió con cansancio.- Pero a los 18 años se dicen tantas estupideces.... imposibles de cumplir.
Guardó silencio durante algunos minutos perdida en sus recuerdos.
- Durante 16 años traté de ser "normal".- Dijo de pronto.- Aprendí a controlar mis pasiones y me alejé de toda clase de tentaciones que pudieran propiciar el cambio.... pero ya no puedo hacerlo por más tiempo.
sintió un estremecimiento recorrer todo su cuerpo y asustada miró a su alrrededor, al final decidió que solo habia sido el viento y cerró la cremallera de la chamarra que llevaba puesta.
- Ya no puedo negarlo padre.- Siguió diciendo.- El cambio se está dando sin que pueda hacer nada por detenerlo.... cada día que pasa me es más dificil controlarlo.
Metió su mano en el bolcillo izquierdo de la chamarra y de el estrajo una pistola, la cual miró por espacio de lagunos minutos.
- Se que tu no creias en el suicidio.- Musitó.- Y hasta hace algunos años yo tampoco.
Guardó silencio por algún tiempo mientras cerraba los ojos y sentia la fria brisa que chocaba contra su cuerpo.
- Tengo que tomar una desición.- Le dijo a su padre muerto.- Y pensé que en este sitio..... frente a ti podria reunir el valor para hacerlo.
Sonrió con tristeza y con la mano libre secó un par de lagrimas de sus mejillas.
- ¿Que me dices papá?.- Preguntó cansada.- ¿Debo aceptar mi herencia y enfrentar las consecuencias?...... ¿O termino de una vez por todas con este dilema?.
Observó el arma que sostenia en su mano.
- Te confieso que me inclino por la última de las opciones.- Musitó vencida.- No recuerdo cuando fue la última vez que pude dormir una noche completa sin tener pesadillas. Debe ser agradable poder cerrar los ojos y olvidarse de todo..... Dejar de sentir miedo.
Un estremecimiento más intenso que el anterior sacudió su cuerpo y la llamada de su herencia se hizo presente.... como ella temia; produciendole unas ansias intensas de cambiar.
Cerró los ojos y luchó con todas sus fuerzas en contra de sus instintos.
- Nos veremos pronto.- Dijo simplemente al tiempo que levantaba el arma y la ponía en su sien.... pero antes de poder oprimir el gatillo, un fuerte brazo aferró el suyo y se lo retorció hasta que gritó de dolor y soltó la pistola.
Desesperada trató de tomar de nuevo el arma, pero el hombre que se lo habia impedido se lanzó sobre ella haciendola rodar entre las tumbas.
Alice Prito luchó con todas sus fuerzas contra el.... pero era una batalla perdida, pues el hombre era mucho más fuerte que ella; así que tras pocos minutos de lucha el logró inmovilizarla, cubriendola con su cuerpo y aferrando sus manos a cada lado de su cabeza.
Sin dejar de resistirse miró al hombre que la tenia atrapada, reconociendo de inmediato.
- Sueltame Jack.- Le pidió desesperada mientras trataba inutilmente de liberarse.- Tengo que hacerlo.
- No.- Dijo el enojado.- Durante 16 años dejé que lo intentaras a tu modo.... ahora es tiempo de que lo hagas al mio.
Y sin agregar nada más la besó con furia una y otra vez mientras ella movia su cabeza tratando de esquivar sus besos.
El logró llevar los brazos de Alice a los lados de su cuerpo y aprisionarlos debajo de sus piernas, a fin de tener sus propios brazos libres para poder tomar su cara y besarla sin que ella se moviera.
Lamió con sensualidad sus labios, parpados y cuello y siguió besandola, obligandola a separar sus labios para poder introducir su lengua, mientras frotaba su duro y excitado cuerpo contra el de ella.
Alice empezó a sentir que la pasión la embargaba.... y que los instintos que durante tantos años se habia esforzado en controlar emergian sin que nada pudiera hacer al respecto.
- Sueltame por favor.- Suplicó impotente entre jadeos.- Yo.... no puedo.... no debo.....
- Dejate llevar.- Le ordenó Jack con voz ronca por el deseo, al tiempo que bajaba el cierre de su chamarra y de un fuerte tirón le abria la blusa arrancando los botones de esta.- Se que sientes el cambio.... lo veo en tus ojos; acepta tu herencia.
- ¡No!.- Grito Alice luchando con mayor fuerza, pero sin lograr liberarse.
El rió excitado y sin dejar de ejercer presión sobre su cuerpo empezó a desvertirse.
- Nunca debí permitir que te marcharas.- Le dijo mirandola fijamente a los ojos mientras dejaba al descubierto su musculoso torzo.- Pensé que te darias pronto por vencida y que terminarias por regresar; pero jamaz esperé que tuvieras la fortaleza para soportar tanto tiempo.
Lentamente acarició sus pechos sin dejar de mirarla a los ojos, Alice podia sentir sus duras y callosas manos sobre su piel y como, con sus hábiles caricias, lograba endurecerlos y ponerlos erectos.
- Tus ojos han cambiado.- Dijo ella al notar que su característico tono azul habia sido sustituido por uno amarillo.
- Y los tuyos lo harán dentro de poco.- Respondió Jack sonriendo para después dedicarse a frotar, lamer y morder sus pechos.
Mientras los minutos pasaban Alice hiba sintiendo como el deseo se apoderaba de todo su cuerpo y a la par, sus sentidos se dispararon, haciendo que fuera conciente de todo lo que pasaba a su alrrededor, podia sentir como el viento mecia las ramas de los arboles, los movimientos furtivos de los animales que merodeaban en el bosque cercano y, sobre todo.... era plenamente conciente de su cuerpo y del hombre que estaba sobre ella.
- Oigo tu corazón.- Susurró de forma entrecortada.- Así como la sangre que corre por tus venas.
Sin responder, Jack se limitó a besarla apasionadamente y a seguir acariciando su cuerpo; Alice empezó a jadear sin control.
- Dejate llevar.- Le ordenó el una y otra vez, cuando sentia que ella se resistia a sus avances.- Nada va a pasarte.
Alice nunca supo el momento en el cual el la liberó, ni cuando, ni como se habian desvestido los dos; pero de pronto se encontró completamente desnuda entre sus brazos, mientras ambos rodaban por el suelo acariciandose mutuamente.... y por primera vez en su vida se sintió completamente libre.
Jack la hizo levantar las piernas y ponerlas alrrededor de su cintura y de inmediato se introdujo dentro de ella.
- Llevo toda una vida esperando este momento.- Le dijo al tiempo que la envestia una y otra vez sin delicadesa alguna y ni siquiera se detuvo cuando sintió la barrera de su virginidad.
Alice gritó cuando el rompió su himen, lo cual solo logró exitarlo más y que siguiera envistiendola con un ritmo firme y constante.
El dolor desapareció después de unos instantes y se transformó en simple y puro deseo que hizo que ella apretara sus piernas alrrededor de la cintura de Jack y que lo besara con pasión.
El la observaba fijamente, estudiando con detenimiento cada una de sus reacciones; guiandola, conteniendola y adentrandola en el mundo al que ella tanto se habia resistido.
Los ojos de Alice cambiaron de negros a amarillo y Jack supo que el momento de la transformación pronto llegaria; decidido, siguió moviendose dentro de ella al tiempo que tomaba sus nalgas y la apretaba fuertemente contra el....
Alice no tardó en gritar al alcanzar el climax y el, tras derramar su semilla dentro de ella, también lo hizo.
Sin darle tiempo de reponerse, Jack salió de dentro de ella y tomandola entre sus brazos la obligó a mirarlo.
- Ahora Alice, es el momento.- Le dijo sacudiendola con firmeza para que le prestara atención.- Cambia.
- No se como hacerlo.- Respondió ella asustada.
- Cierra los ojos y concentrate.- Le ordenó.- Y todo estará bien... No me apartaré de tu lado.
Alice lo obedeció y en menos de un minuto en el lugar en donde antes habia estado, ahora se encontraba un lobo blanco.
- Esa es mi chica.- Susurró Jack y de inmediato se transformó en un enorme lobo negro.
Después ambos corrieron al bosque y se perdieron entre los arboles.

Comentarios

Dani dijo…
clap clap clap. (Aplausos)

Bravo!!!!
Mescalino dijo…
Me ha llamado la atención lo de que "El programa iba muy tarde y mi madre me prohibía verlo, lo que hizo que me enganchara profundamente a él" jejeje a mí me pasó lo mismo con muchos programas y otras cosas, no hay mejor promoción para una cosa que prohibirla ;)

Salud y fuerza!!
Bito dijo…
Lo suyo iba entonces para guión de cine. Qué pena no haber visto jamás esa serie, porque seguro que así la entrada mejoraba enormemente.

Un saludo,
gaby dijo…
Gracias Dani.

Mescalino: ¿Verdad que si?, cuanto mas te digan "no lo hagas" mas lo hará uno... sin duda alguna.

Bito: ¿Guión de cine?, nunca lo habia visto así. Me agrada la idea. :)
Rbk dijo…
Muy bueno,pero este relato debería de catalogarse con dos rombos. A mí me mandaban a la cama cuando aparecerían, pero espiaba con mi hermano desde la puerta.
Así que Jack derramó su semilla...creo q eso es lo único "inocente" que escribiste,jeje, las hormonas, que estaban entonces a flor de piel.
gaby dijo…
rbk: Si, he de confesarlo, mis hormonas estuvieron bastante alborotadas en esa época; y eso de "derramar su semilla" fue algo clásico de mis escritos... así como "arrebatarle su dolcelles" y "hacerla enloquecer de pasión". :)
coco dijo…
estooo.... me pasas un kleenex?
Y no es para llorar (yupi!)
gaby dijo…
Coco: ¿......? ..... AAAAhhhhh.

Entradas más populares de este blog

ADIVINANZA DIFICIL.

CARTA A MI HERMANO.

EL GRITO DE INDEPENDENCIA.